BORRAMOS LAS ARRUGAS DE EXPRESION CON BOTOX

El botox es una proteína que relaja los músculos, eliminando las arrugas y dejando la piel tersa, devolviendo toda su luminosidad a la cara.

El tratamiento consiste en la aplicación de botox en las arrugas del entrecejo y patas de gallo, devolviendo  tersura al rostro y luminosidad a la mirada.

¿Cómo actúa el botox?

Las arrugas que se muestran al realizar gestos como fruncir el ceño, reír o subir las cejas se deben a la tracción de los músculos que hay debajo de las mismas. El botox relaja estos músculos, y en los días siguientes a su aplicación desaparecen las arrugas. La piel aparece más lisa y la cara más relajada, dando un aspecto más juvenil.

¿Cuánto dura el efecto del tratamiento con botox?

El efecto pleno se logra entre 7 a 10 días después de su aplicación. La duración del efecto sueie durar 4 meses, las primeras veces que se aplica. Después del primer año de tratamiento el músculo está más relajado siendo suficiente con una aplicación cada 6 meses.

¿Qué precauciones debo observar tras el tratamiento con botox?

Es un tratamiento que no es fotosensible y por tanto se puede aplicar en cualquier época del año.   

Durante las cuatro horas posteriores a su aplicación no debe: frotarse la cara, ni los ojos, ni lavarse la cara, ni acostarse, ni colocarse el casco de moto. Una vez transcurridas las cuatro horas posteriores al tratamiento puede realizar vida normal.

 

DEVOLVEMOS LA FIRMEZA AL ROSTRO CON PLASMA RICO EN PLAQUETAS

El proceso de regeneración celular se enlentece con la edad, apareciendo arrugas, pérdida de elasticidad, calidad y luminosidad cutáneas, cuando esto empieza a ocurrir se acude a las cremas sin conseguir los efectos milagrosos prometidos, aumentando la frustración ante el estado que presenta la piel.

Desde el rigor científico, avalado por la experiencia acumulada por el uso de plasma rico en factores de crecimiento en implantología dental y cirugía facial durante veinte años, se ha demostrado ampliamente que el plasma rico en factores de crecimiento estimula el fibroblasto, aumentando la producción de colágeno y elastina, produciendo generación celular ayudando a prevenir y revertir la flacidez, la laxitud y el envejecimiento cutáneo. El plasma rico en factores de crecimiento se obtiene de la propia sangre del paciente. En medicina estética  aplicamos el plasma mediante mesoterapia facial que consiste en microinyecciones intradérmicas indoloras, que en la piel envejecida y maltratada aumentan la vitalidad,  consistencia y elasticidad cutánea, mejorando la vascularización, tersura y luminosidad de la piel. El plasma aporta células regeneradoras que reparan el daño cutáneo, estando indicado para todas las edades.

Los mejores y más duraderos resultados se obtienen después de 3 sesiones, una por mes. Posteriormente al año o los seis meses, según los casos, se realiza una única sesión de recordatorio para mantener los niveles óptimos de colágeno y elastina.Tras el tratamiento la piel puede aparecer enrojecida y presentar una leve inflamación, como pequeñas picaduras que desaparecen en unos días,  fácilmente disimulable con un poco de maquillaje.

RECUPERAMOS LOS VOLUMENES PERDIDOS CON ACIDO HIALURONICO

El ácido hialurónico es un derivado del colágeno que nuestra piel posee de forma natural y que con el paso de los años vamos perdiendo.

El ácido hialurónico empleado actualmente como relleno, se obtiene mediante ingeniería genética. Se inyecta bajo la piel con un poco de anestesia, no requiere cirugía, puede producir leves  efectos secundarios ( rojeces e inflamaciones) que desaparecen en unos días,y son fácilmente disimulables con un poco de maquillaje. Su aplicación  no interrumpe nuestra vida social ni laboral.

Se emplea para corregir surcos y arrugas, sobre todo las que aparecen alrededor de la boca, y para devolver el volumen perdido en labios y pómulos.

La duración media del efecto es de entre seis a doce meses, debiendo volver a realizarse el tratamiento entre los nueve a catorce meses.

Actualmente no se emplean rellenos definitivos (siliconas o metacrilatos) por el alto porcentaje de efectos secundarios serios de intolerancia como granulomas a cuerpo extraño.